Día de la Madre

En países de cultura andina,  como Bolivia y Perú, a la tierra se la llama Pacha Mama, es decir, se la considera como a una madre que alimenta, cobija, cuida y acoge a sus hijos.
En toda América Latina, el domingo diez de mayo se festeja el Día de la Madre. La idea es enaltecer a las mujeres que han tenido un hijos o hijas.
Por supuesto que en este festejo también se reconoce todo el sacrificio, cuidados y atención que las madres conscientes realizan durante el embarazo y crianza de sus frutos humanos. Y que no son pocos porque, ni más ni menos, donan su cuerpo por un período que puede llegar hasta los nueve meses. Vale la pena recordar que en muchos animales este tiempo es cortísimo si lo comparamos con el de las mujeres. El útero materno se transforma en generador de vida, qué maravilloso.
La etimología de la palabra madre viene del latín, “mater”, que derivó también en matriz, semánticamente hablando, que significa molde principal, materia básica, que genera.
Por otro lado, si algunos creen que la familia tradicional está en crisis, creo que entonces, el papel de las madres hoy en día es importantísimo ya que la educación que les brinden a sus crías se reflejará en la sociedad en todos los ámbitos.
Otra función altruista que tienen ellas es enseñarnos la lengua de la comunidad a la que se pertenece, y que generalmente, ese idioma, nos acompañará para siempre. Incluso, cualquier persona que viva en un país extranjero al suyo, jamás olvidará su lengua, que la recordará porque la aprendió con mucho amor y cariño.
“Madre hay una sola”, dice ese refrán para valoriza a esa mujer por sobre todos y todas. Y no en vano, dicen que para ser plenamente feliz hay que plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo.
Todos los días deberíamos tener un gesto amoroso con nuestra progenitora, pero claro, en el Día de la Madre, además de devolverle amor, debemos agasajarla.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *