Fracciones

El mundo está quedándose quieto.
No, no estoy rayado: Embotellamientos, todos perplejos frente a la tevé, colas largas en los supermercados.
Lo peor es que los animales se están desanimando
porque ahora comen los restos de la civilización occidental.
Se están humanizando.
Esto es grave, terriblemente serio.
Escucho ruidos en el cielo,
también en el agua y contra el suelo.
Calles siniestras, avergonzadas damas.
Cuerpos enlatados, esbeltos y en fila india.
Marchen, marchen, uno, dos, tres.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *